Bienvenidos a Ataraxia

  Tras el fallido proyecto bloguero de 2007, por abandono, y viendo que ahora tengo mucho más tiempo libre que en mi etapa universitaria, he decidido resucitar este bonito proyecto sobre crítica y opinión sociopolítica y divulgación musical, dando especial protagonismo a mi género musical favorito, el rock progresivo.

lunes, 28 de junio de 2010

Angel Dust - Enlighten the Darkness: Justicia Poética


Tras que me censuraran la primera foto, contrataco
LA CASA DEL DEMONIO 2ª PARTE
  No es la primera vez ni la última que una obra no obtiene el reconocimiento merecido por no haber aparecido en el momento adecuado. Todos sabemos cómo funciona o “funcionaba” la industria discográfica, con independencia del género musical al que nos queramos referir. La música, como cualquier otro negocio en la vida, está controlada por los cuatro poderosos de turno, que se dedican a hacer y deshacer a su antojo, “marcar tendencia” y decir que obras merecen la pena y cuáles no. Todo lo que contradiga a lo marcado por los dueños del sector será siempre obviado o condenado al ostracismo, por mucho que se trate de una obra de gran calidad. En este juego no participan solamente las compañías discográficas y los medios especializados, sino que los dinosaurios de cada una de las escenas se aprovechan de ello con el fin de eliminar la posible competencia. Muchas bandas se jactan de apoyar a bandas noveles cuando es totalmente falso, eligen a su supuesto sucesor, el cual no dará ningún ruido y no les quitará cuota de mercado, mientras que pondrán la zancadilla una y mil veces a todo aquel que pretenda ofrecer una propuesta con calidad e independencia que pueda suponer una amenaza para su hegemonía. En circunstancias como estas, las alternativas que le quedan a las bandas son bastante limitadas, y suelen coincidir siempre con pasar por el aro. Si en un determinado momento está de moda un género, y tienes una banda de música con la que tienes intención de ganarte la vida, más te vale apuntarte a ese género, o de lo contrario la industria, los medios especializados y el público te ignorarán.
  
Angel Dust "pillados" cogiendo níscalos
  Algo parecido a esto es lo que le sucedió a la banda de la que quiero hablar en este post. Venían de hacer Trash/Speed durante los años 80 en Alemania sin tener demasiado éxito, ya que en esos años lo que estaba de moda era el heavy metal de Helloween e Iron Maiden. Tras no obtener demasiado éxito y tener problemas entre los miembros de la banda, acabaron parando la actividad en el año 1990. Los miembros de Angel Dust pasaron a participar en otros proyectos, aunque Frank Baxx y Dirk Assmuth seguían con la intención de resucitar la banda. No fue hasta 7 años después que lo lograron, con el apoyo del hermano de Baxx y varios miembros de uno de los proyectos en que participaron durante la pausa. Su retorno vino de la mano de Century Media y bajo la etiqueta del género de moda en ese momento, el Power Metal, género al que no pertenece ninguno de sus discos, demostrando que esa afirmación no era más que una maniobra comercial de la discográfica, que finalmente ha sido muy negativa para la banda a mi entender. La propuesta musical con la que regresaron mantenía la potencia en las guitarras, más propias del Trash o el Speed Metal, pero con la compañía de elementos nuevos, grandes atmósferas creadas por la importantísima presencia del teclado de Stephen Baxx y sobre todo, estructuras mucho más complejas, lo que rompía totalmente la frontera del Trash/Speed, acercando la banda al Metal Progresivo con tintes góticos. La prensa se apuntó al carro y los denómino como Power Metal, etiqueta totalmente falsa, pues la banda no tenía nada que ver con bandas que reinaban en Europa en ese momento, como Rhapsody o Blind Guardian. Esta denominación supuso un encasillamiento del grupo en la mente del público, lo que en su momento pudo ser beneficioso, pero que con el paso del tiempo ha sumido a la banda en el olvido tras el agotamiento del género. Tras el retorno de la banda en 1997, sacaron al mercado 4 álbumes que fueron mostrando una importante evolución en el sonido del grupo, lo que demostró que no se acomodaron con su propuesta, y teniendo su obra el punto álgido de la mano del álbum del que quiero hablaros: “Enlighten the Darkness”, editado en el año 2000 por Century Media.

VIAJE POR LA OSCURIDAD DE LA GUERRA.

  Tras apasionarme por el disco anterior de la banda, “Bleed” (1999), gracias a soberanos temazos como el homónimo o la suite “Follow me”, no dudé un momento a la hora de lanzarme a comprar el nuevo álbum de la banda nada más llegó a las tiendas. Cuando lo tuve en mis manos pude apreciar dos cosas, primero que el artwork era sobrio pero muy bonito, y segundo, que la banda quería que difundiera su disco como fuera, ya que en la caja del disco, formato digipack, venía dos veces el cd, por lo que me pude permitir el regalar el segundo cd a un amigo. Sinceramente no es la primera vez que me sucedía tal cosa (la 1º vez fue con el “Vulgar Display of Power” de Pantera unos años antes), pero creo que no es un hecho muy habitual y me hizo sentirme afortunado por ello.

  Antes de entrar en materia es bastante importante comentar que el álbum es conceptual y narra la historia del abuelo de los hermanos Baxx, el cual perteneció a un grupo insurgente alemán durante la Segunda Guerra Mundial conocido como ESPERANZO, el cual destacó por ayudar a parte del pueblo judío que vivía en el oeste de Alemania a huir a tierras holandesas. De este modo, las letras reflejan las vivencias y sentimientos del abuelo Baxx durante la gran guerra, constituyendo la obra un alegato antibelicista realmente imponente y cautivador. Ojalá alguna banda española hiciera algo parecido sin recurrir a los tópicos típicos y tratando el asunto de una forma respetuosa y elegante.

  Una vez ya en mi casa y frente al equipo de música, metí uno de los dos cds en el reproductor y esto es lo que sentí:

  El disco comenzó de forma casi atronadora, de la mano del tema más potente en la carrera de la banda, todo un pepinazo de Trash/Speed Metal en el que Dirk Thurisch demostraba que era uno de los mejores cantantes del momento. Pensé, joer, pues esto no tiene nada que ver con Rhapsody, que alguien me explique por qué siguen considerando a Angel Dust como banda de Power Metal (sobre todo tras escuchar temas como el que habría el álbum: “Let me Live”). 
 
  Si el primer tema era bueno, el segundo solo se puede definir de una forma: TEMAZO. En “The One You Are”  las guitarras continuaban siendo Trash pero con sonido bastante moderno en la parte rítmica, rozando casi el sonido industrial, todo esto aderezado con atmósfera oscura creada por los teclados que podría haber sido firmada por Paradise Lost perfectamente. Me atrevo a decir que éste es el mejor tema de la banda y nadie en su sano juicio debería discutirlo. Incluso se atrevieron a meter una parte vocal femenina en el momento más álgido del tema, alucinante. 
  Pasaron dos temas muy buenos, “Enjoy” y “Fly Away” hasta que llegué al siguiente punto destacable del álbum, aunque ningún tema tenía desperdicio, la verdad. “Come into Resistance” comenzó con una melodía un tanto psicodélica creada por los teclados de Baxx, que servía de un interludio de un estribillo más propio del Doom Metal que del Power Metal en el que los “iluminados” encuadraron a la banda. Otro pedazo de canción que rompía toda etiqueta que la industria quiso poner a esta gente.  

  A continuación, y tras un descansito en forma de canción acústica (“Beneath the Silence”) llegó  quizás el momento más épico del disco de la mano de las dos canciones más melódicas. Stephen Baxx y sus teclados tomaron el mando y me presentaron una joya como es “Still I’m Bleeding”, toda una Power Ballad donde también se lucía el cantante Thurisch. La canción iba subiendo en intensidad hasta llegar a otro momento épico al final de la misma.

  Tras la power ballad llegó el tema más gótico del disco, “I Need You”, donde los teclados seguían siendo protagonistas acompañando quizás al mejor estribillo de la obra, que no era poco. Yo no lo pensaba, pero si a estas alturas alguien seguía pensando que Angel Dust eran una banda de Power Metal lo mejor era acudir rápido a GAES y hacerse una revisión auditiva, pues en ese momento la primera consulta era gratuita (ahora creo que también, así que no dejes pasar la oportunidad, si se da el caso).

  Después de estos dos temas, los más melódicos del disco, otro interludio acústico enlazó con otro momento puramente Trash en las guitarras y con unos teclados increíbles.  El estribillo final del tema (“Cross of Hatred”) y muestra que el disco no hacía más que crecer en intensidad y épica.

  Antes del punto final llegó la calma que suele suceder al fin de la batalla. Preguntas retóricas sobre lo que ha significado la guerra para el espíritu del combatiente y el pensamiento de que hay que mirar hacia adelante pero con un ojo puesto en el pasado para que los mismos errores no se vuelvan a cometer. Tras la guerra llega el momento de la catarsis, de crecer y atravesar los “Oceans of Tomorrow”.

  En definitiva, este es un disco muy especial y totalmente desconocido para el público en general. De lo que estoy seguro es que si este “Enlighten the Darkness” hubiese aparecido en el mercado unos años después, estaría en boca de todos, y sobre todo, no habría tenido que cargar con la pesada etiqueta del Power Metal, la cual no le hace ninguna justicia. Por cierto, la banda, tras sacar el “Of human Bondage”en el año 2002 (netamente inferior a este álbum, pero con un espíritu más Trash/Speed), no ha vuelto a editar nada aunque parece que siguen activos. Esperemos que se decidan a regresar, y sobre todo, que sean capaces de sacar un disco a la altura de los de su segunda etapa, seguro que alcanzarán mucho más reconocimiento del que tuvieron en ese momento. Espero que os haya gustado el que para mí, es uno de los mejores discos de lo que llevamos de siglo, y uno de los más valiosos en mi colección.

4 comentarios:

nostromo dijo...

Al leer Angel Dust, me creía que ibas a hablar de Faith No More, y me había quedado un poco extrañado, no os conozco -bueno, como casi todas tus análisis;)- así que le tendremos que pegar una escuchada esta tarde a ver qué tal.

Edén dijo...

Pues no te extrañes que hable de Faith no More hombre, que me gustan un huevo. No veas lo que me lo flipé el verano pasado cuando por fin pude verlos en directo. De hecho no sé si el próximo post o el siguiente va a ser de un disco que huele al The Real Thing que tumba ;)

Si te gustaron Iced Earth estos te gustarán también, son un poco más melódicos pero más progresivos. Yo ya te digo, este disco es uno de mis favoritos, lo guardo como oro en paño :D

Tiriel dijo...

Creo que ya te había dicho de mi gusto por Bleed allá en Hipersónica y que me parecía sorprendente encontrar alguien que conozca sobre esta banda.

Como bien dices estos no están emparentados con el Power Metal, yo los veo más cercano al Metal Progresivo onda Vanden Plas que son otros cracks.

Solo he oído Bleed y es uno de mis favoritos, desde aquella conversación en HS he buscado este disco pero no lo encuentro, si sabes donde conseguirlo avísame. Tal parece que al día de hoy son una banda de culto para quienes llegaron a conocerlos.

Buen post.

Edén dijo...

Ahora que lo dices si que recuerdo haber hablado de Angel Dust contigo en hipersónica, jejejeje. De todos modos ya sabes, al final tenemos que ser nosotros los que escribamos si queremos que se sepa de este tipo de grupos.
Puedes encontrar el disco buscando en filestube.com. Aparecen varios enlaces, y sorprendetemente a 320kbps, así que híncale el diente, no te vas a arrepentir pues supera a Bleed en todos los aspectos. De todos modos entre enlaces directos e indirectos de youtube y goear he dejado todo el disco entero para que lo escuchéis, jejeje.
Un saludo.